viernes, 11 de febrero de 2011

Redireccionando

Como se aproxima el finde y no tengo currada ninguna entrada, redirecciono al personal a la de microsiervos (que es uno de los blogs más leídos en lengua hispana) y que os aproveche. El titular de la misma es "Toda pieza de plástico que se haya fabricado a lo largo de la historia, todavía existe", con varios enlaces anexos, cada cual más eco-catastrofista.
Justo al lado hay otra entrada que reza: "Dice la leyenda que existen personas capaces de usar Internet sólo para fines decididos de antemano y durante el tiempo que tenían pensado".
Suelo hacer dos entradas semanales, pero dada mi habitual carga de trabajo, voy a reducir a una, salvo que Serendipiti ilumine mi espíritu.
Por cierto: los del Banco Mundial han hecho autocrítica, y han dictaminado que fueron incapaces de prever la crisis financiera por el monolitismo, por suprimir y despreciar todo pensamiento crítico y alternativo.

Por eso, me alegro de prescribir homeopatía o flores de vez en cuando. ¿Quieres una?

1 comentario:

P.tenerife dijo...

La denominada "terapia floral de Bach” es un sistema de pseudodiagnóstico y pseudoterapia cuasi-homeopática desarrollado en los años 30 del siglo pasado, por el médico británico Edward Bach (1886-1936). Bach pensó que había descubierto por medios psíquicos o intuitivos las propiedades terapéuticas de 38 flores. Llegó a sus "descubrimientos” por "inspiraciones”. Los que se benefician de este fraude aluden a que la terapia floral de Bach ha sido uncluída por la Organización Mundial de la Salud entre las prácticas alternativas o no convencionales. Esto no significa más que el reconocimiento de que una comunidad cree en el poder curativo del método. Si no, baste mirar algunas de las otras terapias incluídas en el listado de la OMS: espiritismo y medicina mágica africana.
Actualmente bastantes personas buscan salud y remedios en otras medicinas y terapias, distintas de la medicina basada en la evidencia, muchas de ellas llegadas casi sin evolucionar desde el neolítico hasta nuestros días o inventadas hace unas semanas en ese vivero de espiritualidad narcisista y misticismo hedonista de Occidente que es la new age (nueva era) californiana. Esto ha dado lugar a un próspero negocio de todo tipo, no sólo de pseudotratamientos, sino de cursos, libros e incluso se ha llegado a las sectas.
Algunas asociaciones promocionan las teorías médicas del Dr Hamer, médico austríaco que recomendó para tratar el cáncer el abandono de todas las terapias experimentadas y notablemente la quimioterapia. El Dr Hamer fue condenado, en Alemania, en 1997, a un año y siete meses de encarcelamiento.
A lo largo de los siglos se ha mantenido una ardua batalla de la racionalidad contra la credulidad. El notable investigador Murray Gell-Mann (1929-), ganador del Premio Nóbel de Física, ha señalado: "La pseudociencia es la disociación entre la creencia y la evidencia". Siendo así, a los que están atrapados en la trampa de la credulidad les resulta muy difícil tomar un distanciamiento crítico, pues ello exige ser capaces de escapar de su propio ensimismamiento.