lunes, 26 de julio de 2010

Vitaminas y minerales

De un tiempo a esta parte se ponen de moda los suplementos y complementos alimenticios, los alimentos con propiedades para la piel, el colesterol, antiaging...
Es demasiado complicado pronunciarme, además de que tienes otros tropecientos autores que te dicen, si buscas adecuadamente, todo lo que quieras oir. No hay día que no aparezcan en tropecientas revistas, programas, conferencias (espero que tu fuente de conocimiento no sean los anuncios) recomendaciones dietéticas. Nada que no sea compatible con lo de siempre, y sobre todo, disfrutarlo. Como con los vicios, el problema no es el vicio, sino que se nos apodere, que por eso son vicios.
Mientras tanto, como de costumbre, y especialmente de comer, no te compres nunca lo más barato de nada. Y los vicios también, pocos y caros.

Y véndete caro; pero cuando estés ya vendido, entrégate plenamente.

7 comentarios:

Conguito dijo...

Pues a mí lo de pagar más por lo mismo hasta me molesta...

Besos

Tordon dijo...

El problema de venderse caro es que puede ocurrir que, al final, nadie te compre y que ,por tanto, se desperdicie la mercancía.

POrque entre autoestima y sobrevaloración solo existe una delgada línea roja.

Y es de inteligentes conocer el propio umbral de "autocomercialidad"

salu2

Pele Ón dijo...

No es lo mismo, Conguito, aunque lo parezca. La cultura del más barato a cualquier precio conlleva sobresaltos estructurales que al menos yo prefiero evitar.
Ciertamente, Mr. T, que lo de valor y precio presupone herramientas de tasación complejas que en ocasiones ocasionan que el producto se quede en estoc. Asunción de riesgos, que dicen, pero el que no fracasa nunca aprende menos.
Un abrazo a ambos.

Luis dijo...

Pues yo que quieres que te diga... entre esa boca y la fresa me quedo con la primera... no sabes bien la autoestima que tengo... seré vicioso? juas... Abrazu

xto dijo...

te puedes vender muy caro, te puedes entregar plenamente y no ser nunca valorado

Quedarte con lo barato es imposible, cuando hace que no vas por un herbolario lo mas mínimo te sale un paston y como sea algo para la belleza tanto interna como externa te sacan 10.000 productos a precios desorbitados. Eso si todos con un estudio garantizado de sus efectos. Luego esta la version de los chinos pero en ese caso lo barato mejor ni acercarse.

Pele Ón dijo...

La elección es fácil, Luis: ambas dos.
La valoración es también personal, X. El espejo ajeno es parte de nuestra imagen, no toda.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.