jueves, 22 de julio de 2010

Bien Estar

Yo de peque, leía muchas veces que los niños ricos eran absolutamente estúpidos e inútiles, precisamente porque tenían todo y no aprendían a valorar las cosas. Mejor dicho, confundían valor con precio, y las tasaciones siguen baremos muy dispares, y pierden la agilidad mental para las conversiones monetarias
Eso les pasa a los niños y a las sociedades. El estado del bienestar toca lentamente a su fin, y habrá que negociar un nuevo convenio, que esta vez posiblemente será global.
Para nuestra desgracia; lo que, afortunadamente, nos hará mucho más felices.

6 comentarios:

Conguito dijo...

Siempre y cuando no tengamos que pasar por una guerra para llegar al nuevo convenio.

En este aspecto soy pelín pesimista. Rebátemelo, por fa!

Besos

Luna dijo...

Buenas.
Que filosofico estas hoy!!
Si me dices donde te mando las fotos?
TEnemos algunas tuyas.
En mmi blog tengo el correo. Identificalo biern, que si no como no estas fichaao ira a los no deseados, y no me haria ningunagracia!!!!!!
Besos
Rosa

Pele Ón dijo...

Bajo el prisma tradicional no hay más remedio que ser pesimistas, pero conviene elevar el nivel de conciencia y mirar desde ahí.
Espero que en ese nuevo mundo sigas haciendo galletas, querida chocolatera.
bs

Tordon dijo...

El problema es que ahora todos los niños (y me temo que también sus respectivos padres) somos blanditos y caprichosos.
Pero que no cunda el pánico: Reaccionaremos(espero) en cuanto nos apriete el zapato.( y el que loa arregla).

Salu2 , exterminador de Impatiens.

Conguito dijo...

Yo sin galletas, no soy nada.

Besos

xto dijo...

de peque de adulto y de viejo los ricos no les enseñaron valores, por eso triunfan.

Un nuevo convenio??? Global ??? se acuerda de la aguja en el pajar o del niño que con el cubo queria vaciar el mar en su agujero. Por mucho que esperemos la mejoria sera para unos pocos y lo estoy viendo desde el pico mas alto de España que ya es algo je je je