miércoles, 30 de abril de 2008

Dolor pero de piños


a) el de la carie incipiente: por de pronto, una carie que progrese es ya de por sí un fracaso, o bien del paciente, o bien del dentista. En sus primeros estadíos se nota una leve molestia pasajera al comer o beber, procedente del nervio, que probablemente ya no tiene solución. En cuanto un dolor persista más de 10 minutos, normalmente entramos directamente a matar (el nervio). Tan sólo un dentista experto y valiente es capaz de conseguir un arreglo sin la endodoncia, aunque a la larga normalmente acaban en ella, así que más vale prevenir.
b) el de los chistes, el que no te deja dormir: se produce por el edema en la zona de esclavina ( de la clavícula para arriba) que se produce a las dos o tres horas de acostarnos. Nos despierta precisamente en ese intervalo de tiempo, y el mejor remedio, por no decir el único, es ¡levantarse!. En cuanto te levantas y pones la cabeza más alta que el pecho, en unos 10 minutos mejora y en 30 mejora mucho. Suele funcionar también, si hay agujero (si está empastado es inútil) un poco de coñac, ginebra, licor, incluso un trocito de ajo. Y por supuesto, funciona la primera noche. Y por supuesto, llamar enseguida. Un profesor nos decía que, las urgencias de verdad llaman siempre antes de las 10 de la mañana. Lo demás no son urgencias dentales.
c) la sensibilidad térmica, al calor y sobre todo, al frío: es muy individual, no sabemos tratarla bien, hay medios para reducirla, pero no hay nada milagroso, unos son muy sensibles, otros poco... Lo cierto es que la aparición de sensibilidad generalizada a una edad media hace sospechar piorrea. En mis pacientes, con muy buen mantenimiento de higiene, es muy rara.
d) los dolores erráticos, mal localizados, que en el momento de venir a la consulta ya no están ni se pueden inducir o provocar, no les suelo hacer caso, salvo que encuentre algo definido, más vale no venir sólo por eso, pero bienvenidos los pacientes perdidos, se les recibirá como al hijo pródigo. Suelo decir que vengan con el problema puesto. Normalmente suelen ser aftas o pupas de esas que nos salen de vez en cuando a todos.
Pues eso: que no te pase (mucho).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Veo que lo describes muy bien... ¿será que estas sufriendo el dolor en tu propia boca? ¿has frecuentado vitaldent?

cereza dijo...

Yo tengo el dolor de la zona esclavina pero más abajo, en la zona lumbar. Realmente se pasa bastante ( o por lo menos no es tan agudo) cuando te levantas. Pero estás en la cama para dormir no para estar levantado¡¡¡¡

Pele Ón dijo...

la kinesiología puede mejorarte bastante, pruébalo. A lo peor, te deja como estabas.