lunes, 8 de diciembre de 2008

Te lo juro por Snoopy

Asistimos a uno de los pilares de la campaña de Obama: Promete dedicar fondos sin límite a la crisis, te mira a los ojos y dice que salvará a la industria automovilística, se abraza a su señora y la define como "su roca"... algo así como lo de "I have a dream..."
También, pero eso es aparte, se ha rodeado de gente de carácter, muchos de ellos críticos, con su propio criterio, y el más sonado, su rival, Hillary. Otros se rodean de tontos para parecer muy listos; le alabo la iniciativa, es el camino difícil, pero casi siempre es el mejor.
Volviendo a lo que decía: la crisis más importante es de confianza. Siempre he dicho, que yo vendo confianza. En cuanto vendo un producto tangible insensible, ¡a temblar! seguro que alguien me lo mejora, tendré que estar siempre descuernándome para que me lo compren. Pero si consigo que confíen en mí (incluso cuando fracaso, que ocurre también a menudo, arriesgo bastante) compartiremos nuestro destino y amistad.
Otra de las cosas que ha dicho es que el pueblo americano necesita un futuro con más amigos y menos enemigos (¡Ole mi niño!).
Es posible que luego salga mal, pero lo mismo digo: gracias por intentarlo. Lo único que le pido es que sea verdad.

3 comentarios:

Tordon dijo...

Totalmente de acuerdo en que la confianza de nuestros interlocutores resuta decisiva. Sin embargo ¿como conseguir la confianza ajena? ¿Constituye, en sí misma, un proceso de venta (de imagen) previo?.¿No es la confianza,en el fondo, un producto intangible?
Y en cuanto a las promesas,son tan baratas...
Un abrazo

Laura M. Cañamero dijo...

La confianza es uno de esos conceptos que con el tiempo han pasado a tener múltiples deficiniciones.
Parece ser que ha medida que vamos aplicando los términos ya existentes en nuestro repertorio a distintas situaciones vamos ampliando la definición de los mismos.
Cúal sería el significado básico, el principio? Evidentemente habría que hacer un análisis profundo para hacerlo. No me voy a meter en ello. Por Favor!! No soy tan osada!!!

Solo un matiz: si los políticos, los líderes (que tanto parece necesitar la sociedad para no perderse entre tanta terminología) PROMETEN... no estaremos confundiendo sus palabras???
Cuando Obama utiliza el término confianza no tendría que estar utilizando mejor su otra acepción "EN CONFIANZA"???

No prometas tanto. Explícate querido:

- Si me lo cuentas EN CONFIANZA entonces yo te guardo el secreto y te doy tiempo para que me demuestres que lo que prometes lo intentas cumplir.

- Pero si me dices que tenga CONFIANZA, que me prometes esto... aquí, amigo, yo no participo, y como resulta que tengo que confiar en ti sin más... igual no me apetece.

Pele Ón dijo...

No sé si tenemos alguna otra opción. Mientras tanto, vivir confiado es mucho más agradable que temeroso.
El antónimo del amor no es el odio. es el miedo.